ASOCIACIÓN SOMBRA DE ARBOL

Enrique Amarilla

17.1.1967 - 28.8.2019



Enrique no hablaba mucho, pero siempre dejaba claro su posición; a algunos, por eso, parecía ser radical. Sin embargo, los amigos sabíamos que no hay muchas personas que tienen una paciencia con los demás como él.


Cuando alguien justificaba largamente su punto de vista sobre una cuestión determinada, Enrique lo escuchó con calma y le respondió con su voz suave: “No es tan así”. A menudo, presentaba un abordaje del tema que su interlocutor no había pensado y ni siquiera escuchado. Siempre fue fructífero y constructivo el diálogo con él.


“No es tan así”. Con esta frase, Enrique invitaba a la reflexión, a una segunda mirada, a otra mirada. Si uno le seguía, muchas veces llegaba a darse cuenta que las cosas no son lo que aparentan. Enrique compartía la convicción de que nunca son lo que a la primera vista parecen ser, especialmente con relación a la vida y convivencia de los diferentes pueblos en el Chaco.